Cómo manejar la convivencia con los menores en los centros y en las familias


Los niños, por su propia naturaleza, necesitan jugar, salir, correr, estar con otros niños en espacios abiertos haciendo diversas actividades (deportivas, lúdicas…). 
Todas estas actividades son necesidades básicas que al satisfacerlas, favorecemos su desarrollo. Pero estos son momentos y días excepcionales, en los cuales no salir va a afectar a cada uno y a todos los que nos rodean.

Los niños según pase el tiempo van a expresar a través de su conducta: excitación , irritabilidad, miedos, impaciencia, ansiedad...
Para poder gestionar y aprovechar estos días de aislamiento conviene cuidar las relaciones y los ritmos, te hacemos algunas propuestas
https://drive.google.com/open?id=1VRkueuSKGxxGcMA6_tlZi6EEXR5aGnJs

Entradas populares de este blog

VALENTINA LA LOCA

¿Realmente se porta así porque quiere?

Un testimonio de abuso lleno de esperanza.