lunes, 15 de febrero de 2016

TODOS A UNA

Así debería de ser en cuestiones de protección, de cualquiera de sus formas pero más aún si es en cuanto a protección de menores, aquí no debería de haber dudas ni rendijas por las que escaparse determinados delincuentes.
El maltrato al que son sometidos algunos menores  es una carga con la que tendrán luchar para poder superarlo con el tiempo… mucho tiempo. Un tanto por cien muy elevado del maltrato a menores es infringido por las personas más cercanas aquellas que deberían ser sus protectores, las personas en las que l@s niñ@s confían , sus propios padres, son los que más les fallan en este aspecto, es el daño más profundo que se le puede hacer a un niñ@.