viernes, 9 de noviembre de 2018

LA ESCUCHA QUE VE AL OTRO


Vivimos en un mundo donde estamos constantemente recibiendo información, a través de la vista, el tacto, el gusto, el olfato y el oído. Hoy me quiero centrar en la escucha. Quienes trabajamos con personas corremos el riesgo de oír y no escuchar… escuchar es tan amplio… escuchar es conectar con el otro, es poderle ver más allá de las palabras, los gestos, la postura corporal… es verle en su totalidad. Tenemos mucha tendencia a fragmentar: “no, yo sólo me ocupo de recoger tu demanda”, “yo sólo me centro en tu dolor de cabeza”, “yo sólo me ocupo de que aprendas a leer, a sumar…”, Nos olvidamos que somos un todo relacionado.
A veces me pregunto: ¿cuánto hace que no me paro un minutín antes de que pase la persona con quien voy a compartir un tiempo? ¡Es tan importante! Pues no es lo mismo que vea a Juan, que a Clara, que al profesor/a… Este pararme, me facilita enfocar de nuevo mi atención hacia la persona con quién voy a estar y así poner en marcha mi comprensión del otro.